Emilio Fermin Lapenta | Emilio Fermin Lapenta

Select Page

Autor: Emilio Fermin Lapenta

Capítulo 11 – ¡Sin Tapujos!

“…Aunque el orden fuese el sobrenombre, la crueldad en Rigor Lejano podía ser típica…” ¡Sin Tapujos! Anocheciendo se oyeron los incesantes galopes avanzar sobre el desierto, hacia el Oeste. Seguido de los mismos, las ruedas de madera del carruaje se deslizaban sobre el terreno imperfecto. La noche yacía estrellada y una resplandeciente luna destellaba ante la interminable lucha de permanecer, constante, cubierta contra la negrura. El amplio recorrido hacia el horizonte se reencontraba con la llegada de numerosos bandidos. Los Demonios de Drill optaban por ocultarse, hasta tanto Jor’Mont regresase. Y de camino al más allá, hacia el distante...

Read More

Capítulo 10 – Achispadas conversaciones de sake.

“…Del más allá provenían y del más allá regresaban, como todo lo que va, finalmente regresa…” Achispadas conversaciones de sake La llegada del anochecer se avecinaba y un aluvión de galopes se oían en retiro. Siquiera los festivales y griteríos de los bandidos o comerciantes eran suficientes para superar el estridente sonido de la tropilla de demonios. Ésta liderada por el propio Jor’Mont, el Sheriff Dean y su hijo Jarriet, además de otros jinetes. Sobre el final de la escolta, una caravana cargaba innumerables explosivos, y era custodiada, en retaguardia, por el temible bandido Stev, quién tras escupir hacia...

Read More

Cray (Cuando las cenizas resisten)

    Años de esperanza eterna, se retiraban, raudos, como el viento. Ante la estrecha añoranza, de impregnarme con tu aliento. En las noches de un verano, las memorias del encuentro. Indiscretas cavilaban, la indecencia de semejantes. Ay! Que fuese de mi por horas, sinceros impulsos en ceguera adyacente. Y finos los pétalos se soltaban, la margarita perdía sus dientes. Contemplaba el amor sin cuerdas, el sentido virulento del afecto. Y ahondaban los chismes en creces, pues se jactaban, de conocernos. Así las miradas se perdieron, y las ráfagas de pasión enmudecieron. Un inmenso vacío me invadía, y tu...

Read More

Capítulo 9 – Desafío ante el Rigor Lejano.

“…El honor es más importante que sus vidas, así el juicio final no sea más que una travesía…” Desafío ante el Rigor Lejano El Rigor Lejano era la Aldea más estoica de Runfenir. Sus gentes, laboriosas, paseaban por las callejuelas de la ciudadela. Bien vestidos y peinados, sus finas prendas de seda embellecían sus cuerpos ofreciendo un deleite majestuoso al poblado. Al fondo, de las edificaciones, se contemplaba el Este y el azul horizonte que formaba parte del extenso mundo visible. Tabernas, salones y bares, murallas y granjas, establos y cuarteles; todo mantenía un cierto sentido y su tosca...

Read More

Capítulo 8 – El Violento Stev.

“…Ante el silencio cruento, sus pasos se hicieron oír y su aliento era ausente…” El Violento Stev Ante la misteriosa odisea de la tarde, el árido terreno yacía constantemente iluminado por el resplandor solar. El borrego cazado aguardaba en algún lugar, recostado, con un ojo abierto. Parecía contemplar lo que se avecinaba. Galopes replicaban en consonancia, jinetes se aproximaban y sus gemidos se hacían oír con libertad. Entre los tantos, uno que conservaba el aliento, silbaba como si acompañara la salvaje campaña. Corceles relinchaban con soltura, ningún hombre hablaba. Sus fijas miradas atendían hacia el frente, buscaban algún rastro...

Read More

Pin It on Pinterest